sábado, 31 de marzo de 2012

MANIFIESTO 2 DE ABRIL DE 2012: POR EL DERECHO A UNA VIDA DIGNA Y DE CALIDAD PARA TODOS LOS NIÑOS CON TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA

El próximo lunes 2 de abril celebramos por quinto año el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, desde que fuera designado, a finales de 2007, como tal, por la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas. Seguimos avanzando año a año con el objetivo de conseguir, poco a poco, que las personas con TEA dejen de ser “ciudadanos invisibles”.


El autismo es una discapacidad permanente que afecta al desarrollo de la persona desde su infancia, afecta a niños y niñas de todo el mundo, independientemente de su sexo, raza o condición socioeconómica. Estos niños sufren alteraciones significativas en la interacción social, problemas en la comunicación verbal y no verbal y patrones de comportamiento, intereses y actividades restringidas y repetitivas.


Debemos velar porque se les ofrezcan los recursos necesarios para disfrutar de una vida con igualdad de oportunidades, eliminando cualquier discriminación en el ejercicio de sus derechos; así como exigir que existan y se cumplan leyes que protejan su derecho a tener una vida digna y con calidad.
En este día queremos poner de manifiesto que aunque se ha avanzando en la atención a estos niños, aún siguen siendo muchas las necesidades que tienen sin resolver y muchos los derechos que, en la práctica, no pueden disfrutar. Recordar a todos las entidades y organismos públicos que un niños con TEA que ha recibido en sus primeros años los recursos necesarios para el desarrollo máximo de sus capacidades y para potenciar su mayor grado de autonomía, devolverá con creces la ayuda recibida a la sociedad, de lo contrario dependerá -de por vida- de las demás personas, y por tanto, de los recursos que ahora se le niegan.


Por todo ello, tenemos la obligación de apostar firmemente:
· Por la importancia de un diagnóstico precoz y una atención temprana y específica que tenga continuidad a lo largo de los años.
· Por una respuesta educativa de calidad acorde a sus circunstancias, en un entorno normalizado y en el marco de una escuela inclusiva y comprensiva.
· Por su plena participación de forma activa en las actividades de la sociedad sobre la base de los principios de no discriminación e igualdad de oportunidades.
· Porque la población entienda que, aún siendo diferentes, son parte importante de nuestra sociedad y tienen la misma necesidad de ser respetados, queridos y apreciados que todos nosotros.

Exponemos, en definitiva, su DERECHO A TENER UN VIDA DIGNA Y DE CALIDAD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario