martes, 26 de enero de 2010

NOVEDADES SOBRE LA LEY DE DEPENDENCIA

Quizás os interese esta información que aparece publicada en El País.com, sobre la aceleración en los tramites de la ley de dependencia, aunque puede que la Comunidad de Madrid no sea de las primeras beneficiadas...

lunes, 4 de enero de 2010

Teresa Gil Diez en Obra Social Caja Madrid


Leemos en la web de Obra Social de Caja Madrid:

Me llamo Teresa y quiero que conozcas mi discapacidad



‘Me llamo Teresa Gil Díez’. Así se llama este bonito cuento por el que podremos conocer a una niña que tiene un Trastorno Generealizado del Desarrollo nueva ventana. (TGD, como sus iniciales).

El cuento, realizado por la Asociación para promover y proteger la calidad de vida de las personas con TEA/TGD nueva ventana, quiere ser un referente para que los niños y niñas que no lo padecen lo comprendan y aprendan a convivir con sus compañeros que sí tienen esta discapacidad.

Y la verdad es que con este pequeño relato, lleno de dibujos e ilustraciones, se aborda y se explica muy bien un trastorno que no todos conocen y comprenden.

Pilar Pozo Cabanillas, presidenta de la asociación, nos cuenta un poquito más de este trastorno.

“Los niños y niñas con TGD tienen una forma particular de entender el mundo y presentan características particulares en su comportamiento: dificultades en las relaciones sociales, problemas en la comunicación e intereses o actividades repetitivas”.

“Pero, ¿qué significa todo eso? Que les cuesta mucho relacionarse con los demás y tener amigos, intentan acercarse a otros niños pero lo hacen de manera torpe sin saber que quizá no sea la manera más adecuada”.

“Aunque su lenguaje y frases sean el apropiado para su edad, la mayoría de las veces no lo usan para hablar de sus temas preferidos, porque por lo general tienen una habilidad especial y una memoria excelente para recordar cosas”.

“Cuando hay cambios inesperados, pueden mostrar una rabieta y perder el control ya que les cuesta salir de su rutina diaria y la nueva situación les pone nerviosos”.

“No obstante, son niñosmuy sinceros y transparentes, sin dobles intenciones, con muchos valores morales y que defienden siempre las injusticias que suceden a su alrededor”.


Gracias a Inés Marichalar