viernes, 18 de diciembre de 2009

Los colegios Ortiz Echagüe, Miguel Hernández y Mariana Pineda y el instituto Silverio Lanza tienen aulas para niños con autismo

GETAFE CAPITAL
26 de noviembre de 2009 educación

Una clase con Mario: “Hoy es”… “jueves”
Los colegios públicos Ortiz Echagüe, Miguel Hernández y Mariana Pineda, y el instituto Silverio Lanza cuentan con un aula TGD (Trastorno Generalizado del Desarrollo), que se ocupa de apoyar a los niños con autismo, entre otros. Mario de Diego tiene 6 años. La profesora especializada, María Luisa Martín, va a buscarlo a su clase de referencia, donde tiene a sus compañeros, y juntos van al Aula del Arco Iris, que le sirve para entender mejor el mundo que le rodea. Allí se trabaja con él el juego, las relaciones sociales, las emociones, los intereses… A pedir cosas, a saludar… Sobre todo a través de pictogramas. “¿Qué hacemos Mario?”, “¿qué día es hoy?”...

Diez de la mañana en el Colegio Público Ortiz Echagüe. La profesora María Luisa Martín Gallego va a buscar a Mario de Diego a su clase de referencia para ir juntos al aula TGD (Trastorno Generalizado del Desarrollo) del centro, llamada Aula del Arco Iris. Mario tiene diagnosticado un trastorno del espectro autista y esta clase le sirve para entender mejor el mundo que le rodea. Ahora tiene 6 años y es verbal, habla, mira a los ojos, señala cosas… Antes no lo hacía. En la puerta de Arco Iris, la profesora pregunta: “¿Qué hacemos Mario?” Él le pide las llaves y las coge. “Siempre le ponemos en situaciones que él tenga que resolver”. Mario “ya es muy autónomo, lo quiere hacer todo solo”. Una vez dentro, le da un disco a su profesora. “Abrir, por favor”, le dice. “Hoy no vamos a poner villancicos”, obtiene como respuesta por mucho que se acerca el pequeño al radiocasete. “Hace peticiones que no hacía”. Para esta aula hay otros tres alumnos más en el Ortiz Echagüe, uno de ellos acaba de recalar y queda todavía una plaza libre, “que se cubrirá a lo largo del curso”, porque la Comunidad establece cinco alumnos con TGD por centro. En Getafe, dos colegios más, el Mariana Pineda y el Miguel Hernández, y el Silverio Lanza como instituto cuentan con una clase específica.

En el aula del Arco Iris

Mario va a organizar su día, va a preparar lo que se llama su agenda a base de pictogramas. En la pizarra tiene un panel (con velcro) donde colocará los dibujos y los números correspondientes. “Es el área de trabajo principal. Ahora durante dos semanas las clases son parecidas hasta que vamos avanzando en objetivos”. La fecha, lo primero. “Hoy es…”, dirige la profe, “jueves”, contesta el pequeño mientras coge con sus manitas el pictograma correspondiente al día. “¡Muy bien!”… “¿Qué día es hoy?”… “Pintar”, dice Mario de repente. “No, pintar luego”. Y sigue la sesión. “Jueves, 19 de…”, y contesta, “¡noviembre!”, “¿de qué año? Dos mil…”, y él dice: “nueve”. María Luisa: “¡Muy bien!”.
Los dibujos correspondientes los va colocando en su sitio en su agenda. Mario está algo nervioso porque en la clase hoy no está solo con su profesora. Hay una cámara. Él sonríe y posa. Está también continuamente con mimos hacia María Luisa. “¡Foto!”, exclama. “¿Quieres verla?”, interviene el fotógrafo. “¡Sí!”, y se acerca para ver la imagen digital en la pequeña pantalla del aparato. Tras la distracción, continúa la clase. La agenda, el panel, lo lleva a la mesa y Mario se sienta. “¿Qué vamos a hacer hoy?”. María Luisa le enseña imágenes y él va contestando. Un dibujo: “Leer”, otro: “Cantar” y otro: “Jugar al pilla pilla”. Entonces ahora toca leer. “¿Qué pone aquí?”; respuesta: “Mario”, “¿y aquí?”, “papá”, otro: “Mamá”. Ahora Mario se ha quedado mirando fijamente a la cámara de fotos. Le llama la atención. La clase de hoy se ha salido de lo habitual y no está concentrado en los ejercicios. Se levanta y se mete en un castillo de juguete, pero sale enseguida cuando lo pide María Luisa y el trabajo prosigue hasta que vuelve de nuevo a su clase de referencia porque además, una compañera celebra su cumpleaños. Después recreo, otra vez clase y a comer. En el menú, como él mismo ha ido señalando en su agenda, tiene crema de calabacín (parece que no le gusta), pollo asado y yogur. Tras la comida, logopedia con… “¡Cristina!”. Cuando ha finalizado el recreo la profesora sale al patio a buscar a otro niño para otra sesión en el aula del Arco Iris. Esta vez, de tres añitos. “Es muy autónomo”. El pequeño va corriendo por delante hasta la puerta y pide la llave. Lo que va a hacer hoy es… cantar la canción de Lola, luego preparar su agenda con los pictogramas, pintar con pincel una hoja de otoño y bailar.

Áreas de trabajo

Las aulas TGD se pusieron en marcha en la Comunidad de Madrid hace ocho cursos y surgen, como explica la profesora María Luisa Martín, de los equipos de orientación.
En la región se crearon tres, una de ellas la del Ortiz Echagüe. Su funcionamiento “depende de cada alumno”. Los niños tienen su aula de referencia y, como explica el director del Miguel Hernández, José Luis Alonso, “en función de las características y del comportamiento de cada uno” pasará “más tiempo en su clase o en el aula TGD”. El objetivo, transmite Martín, es que el pequeño esté “integrado en su clase” y acuda a la específica de TGD en “momentos puntuales”. Además, “yo entro en su clase y trabajamos allí también con pictogramas”. En ella se hace una adaptación curricular. En infantil se lleva “un ritmo normal, pero hay determinados trabajos que hay que adaptar” y, por ejemplo, con Mario, para las sumas, se está trabajando 1 más 1, 1 y 2..., la lectura con él son tres palabras de momento… “Se trata de que esté lo más normalizado posible”. En el escenario TGD se tratan “los procesos mentales para que puedan hacer frente a los problemas”. Se trabajan unas áreas fundamentalmente: la comunicativo-lingüística, en la que no solo se aprende a hablar… también a mantener la mirada… La lúdica,
“muy importante”. Estos niños suelen tener “ausencia de juego”, para ellos es difícil. Y como señala Martín, no solo el juego reglado, también les cuesta, y se trabaja, el simbólico. Situación: un niño con TGD tiende a alinear los coches en lugar de simular que corren, por ejemplo. “Cuando ya entiende el juego, empieza a jugar”. Otra área tiene que ver con el sentido de la actividad, que está relacionada con la anterior. “Cuando ellos entienden el sentido y la función, empiezan a hacerlo”. También se trabaja la comprensión y las relaciones sociales, las normas, los saludos… “y lo aprenden como recetas: dile hola a Susana”. Se trabajan también los intereses, “porque estos niños suelen tener intereses fijos incluso se pueden restringir a uno único”, como pueden ser los animales, y todo lo centran en eso. “Suelen ser muy rígidos”, y “muy literales”. Una anécdota: decir “te estás poniendo morado…” y el niño piensa que cambia el color de su piel… Las emociones es otro capítulo en este aprendizaje y los cuentos son un vehículo para trabajarlas. El miedo, por ejemplo, con Los siete cabritillos y el lobo. Todos los días del curso se trabajan estas áreas. Primero con fotografías reales, luego con pictogramas, después en vez de construir la agenda con el velcro se pasa a los gráficos en la pizarra, el siguiente paso, “más avanzado”, es por escrito (el niño de sexto del Ortiz Echagüe está en esta fase) y el último paso es el verbal, la palabra. También se utilizan tiras en conversaciones de tebeo, que consiste en hablar de una situación que ha ocurrido como si fuera un cómic, y la historia social, que es dar la pauta, siempre en positivo, de lo que quieres que ocurra. “Me porto bien, yo también tengo que hacer tareas con María Luisa…”. ¿Las herramientas que se utilizan en clase? Pictogramas y “todo tipo de apoyos visuales”. Y un ordenador que se usa “como premio por una buena sesión y para trabajo”.

Atención individualizada

En estas aulas se da una “atención más individualizada”, como describe José Luis Alonso. Tan individualizada que incluso son clases de uno. Si bien, por ejemplo, en el Ortiz Echagüe María Luisa quiere ver cómo responden los alumnos en grupo, ya que tiene a tres niños de Infantil, porque “da más juego”, se trabajan las relaciones entre ellos.
Para concluir… una reflexión: en Getafe “no hay colegios suficientes”, sostiene Alonso. Tampoco existe un centro de educación especial, que el Ayuntamiento ha demandado en varias ocasiones a la Comunidad. Muchos niños con TGD asisten a colegios no especializados.
Aquí también, la importancia de un diagnóstico precoz.

Susana Zorraquino

EL PASO AL INSTITUTO
El alumno de sexto con TGD del Ortiz Echagüe acaba el cole este curso pero al que viene no irá al instituto, “irá a un centro de educación especial”, explica su profesora, María Luisa Martín. Sí que el año pasado dos alumnos con TGD de este centro continuaron sus estudios en el Silverio Lanza, el único instituto en la ciudad con un aula especializada desde el curso 2004/05. Actualmente este centro cuenta con seis alumnos escolarizados con trastorno del espectro autista. Como explican desde el instituto, hay una “gran cantidad de cambios” de
Primaria a la de Secundaria. Por ejemplo, en su clase de referencia se encuentra con un profesor diferente para cada materia y el alumno tiene que realizar muchos desplazamientos para asistir a las diferentes asignaturas. “En Primaria los alumnos pasan gran parte de la jornada con el tutor, mientras que en el instituto el tutor solo es el profesor de una de las asignaturas”. Las relaciones sociales “se complejizan”, basándose más “en la conversación y en el lenguaje que en el juego motor” y en Secundaria se pide más organización, planificación y trabajo autónomo al alumno, “que suele constituir el punto débil” de los jóvenes con TGD. Algunos tienen dificultades en el aprendizaje pero también hay muchos con un coeficiente intelectual superior a la media.

Vídeo calendario solidario Atlético de Madrid 2010

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Atlético presento su calendario 2010: " Acércate a las personas con autismo"

Madrid, 16 dic (EFE).- La Fundación Atlético de Madrid presentó hoy la cuarta edición de su calendario solidario, que este año tiene el lema 'Acércate a las personas con autismo; 2010, todo un año para conocernos' y en el que han participado los futbolistas del primer equipo rojiblanco y el entrenador Quique Sánchez Flores.

Trece imágenes, una por cada mes del año, más la portada, hechas por el fotógrafo Noe de Mora componen esta iniciativa, con el fin de "promover la sensibilización de la sociedad para favorecer la integración de las personas con autismo", según informaron en la presentación de hoy en la sala vip del estadio Vicente Calderón.

El calendario, este año con la colaboración de la Confederación Autismo España y que se distribuirá gratuitamente desde el 23 de diciembre en la tienda oficial del Atlético en el Vicente Calderón y en centros de El Corte Inglés de la Comunidad de Madrid, Castilla La Mancha, Castilla León, Murcia, Asturias y Extremadura, presenta fotografías de futbolistas rojiblancos junto a niños con autismo en lugares o edificios emblemáticos de la Comunidad de Madrid.

La portada es para el Templo de Debod, con Mariano Pernía, Tomas Ujfalusi y Simao Sabrosa junto a Miguel y Alfredo; enero muestra a Maxi Rodríguez y José Antonio Reyes junto a Christian en el Palacio de Oriente; en febrero aparecen Juan Valera y Pablo Ibáñez con Javier y Santiago en las Cuatro Torres, y enmarzo David de Gea y Juanito Gutiérrez junto a Adrián y Felipe en la Plaza Mayor. La Gran Vía es el escenario de abril, con Cléber Santana y Paulo Assuncao junto a Alba; en mayo la Puerta de Alcalá, con Raúl García y Álvaro Domínguez junto a Alberto y Pablo; en junio la fuente de Neptuno, con Quique Sánchez Flores y Sara; y en julio la T4 de Barajas, con Luis Perea y Leandro Cabrera junto a Eduardo. En agosto, Sinama Pongolle e Ignacio Camacho posan junto a Antonio y Javier en Chinchón; en septiembre lo hacen Sergio Asenjo y Roberto Jiménez con Alejandro y Daniel en el Palacio de Cristal; en octubre, Antonio López y José Manuel Jurado junto a Marina y Sergio en Aranjuez; en noviembre están 'Kun' Agüero y Jesús en el Museo del Prado; y en diciembre, Diego Forlán con Víctor en Alcalá de Henares.
"Presentar por cuarto año consecutivo un calendario solidario es para nosotros una enorme satisfacción", afirmó Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, que felicitó a la Confederación Autismo de España "por el excelente trabajo que desarrolla, una labor encomiable y silenciosa, pero ejemplo de vida, de esfuerzo, de sacrificio, de compromiso y sobre todo de cariño".
"Gracias a su trabajo, hoy se conoce mucho más este trastorno, donde como bien saben la comunicación es algo fundamental. Dentro de nuestra humilde contribución, queremos trasladar a la sociedad lo importante que son estas personas, el ejemplo que nos dan y, sobre todo, la esperanza que nos transmiten", añadió Cerezo.
También hizo una mención especial "llena de apoyo y cariño a las familias y a los profesionales que día tras día trabajan en cuerpo y alma para estos niños". "Gracias por el ejemplo que dan. Sin duda, son una gran referencia humana para todos. Que la suma de todos suponga marcar un gran gol y, como dicta el lema del calendario, por favor acércate y conoce a las personas con autismo, continuó.
Además de Cerezo, la primera plantilla, Quique Sánchez Flores y los niños participantes en el calendario, a la presentación también asistieron, entre otros, Antonio de la Iglesia, presidente de la Confederación Autismo España; Albert Soler, director general del Consejo Superior de Deportes; Antonio Beteta, consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, o Arturo Canalda, Defensor del Menor. EFE

En este calendario han participado tres de los niños de la Asociación PROTGD que están escolarizados en CEPRI que pertenece a la Confederación Autismo España.

martes, 15 de diciembre de 2009

El Grupo Popular analiza la situación de los afectados por autismo en la Comunidad de Madrid



Madrid, 09/12/2009

El portavoz del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid, David Pérez, se reunió hoy con la presidenta de la Federación Autismo Madrid, María Dolores Enrique, para analizar la situación de los afectados por autismo en la Comunidad de Madrid.En dicha reunión también estuvieron presentes el portavoz de Familia y Asuntos Sociales del PP, Jesús Fermosel, y el diputado en la Comisión de Familia, Enrique Ruiz Escudero, así como representantes de diferentes asociaciones y federaciones dedicadas a esta materia.En el encuentro se trataron diferentes aspectos relacionados con el citado trastorno, en particular la detección, el diagnóstico y la atención temprana, el aspecto educativo y sanitario, y otros que intervienen en la consecución de la autonomía personal de estas personas. Del mismo modo, los presentes en la reunión analizaron las necesidades de coordinación de todos los departamentos y organismos afectados, al tiempo que valoraron muy positivamente actuaciones como la creación de la Unidad de Autismo en el Hospital Gregorio Marañón, que centraliza diversas actividades, tratamientos e investigaciones en este campo. Asimismo, el portavoz popular destacó la importancia de las Aulas específicas creadas por la Comunida de Madrid, mientras los citados colectivos hicieron hincapié en la necesidad de elaborar un plan específico en la materia, que podría integrarse dentro del nuevo Plan de Acción de Discapacitados 2010/2012.


lunes, 14 de diciembre de 2009

"El autismo se integra en el sistema educativo" Publico.es

Leido en Publico.es

EL AUTISMO SE INTEGRA EN EL SISTEMA EDUCATIVO

El avance de los últimos años en prestaciones, derechos y servicios sociales para la discapacidad en España no ha corregido aún la brecha que existe en el acceso al mercado de trabajo y la educación, entre otros sectores. Además, la falta de nuevas políticas mantiene la discapacidad alejada de los medios de comunicación. La mayoría de las informaciones sobre el sector hacen referencia a sucesos. El último caso, hace diez días, fue la muerte de una niña sevillana autista de diez años que se cayó del balcón de su casa.

La Administración Pública sigue sin ofrecer a los padres de niños discapacitados toda la ayuda que necesitan, pero el tesón de las familias ha generado que cada vez sean más los ejemplos positivos y las apuestas por la integración. Extremadura, Cantabria, Castilla-La Mancha, Murcia, Andalucía y Castilla León tienen la mayor proporción de escolarizados en centros ordinarios.

Aunque Galicia no está entre estas comunidades, también tiene ejemplos de buenas prácticas como el colegio público de A Lomba, en Vilagarcía de Arousa (Pontevedra). El centro inició el curso pasado un proyecto para incluir a cinco niños autistas en el sistema educativo ordinario. La iniciativa, impulsada por la asociación de padres Por Dereito, consiste en tener un aula de apoyo con profesionales especializados, pero insiste en que los pequeños estén todo el tiempo posible con sus compañeros. Del 25% de niños con discapacidad que están escolarizados en el sistema público, el 12% es autista, según el Ministerio de Educación.

Autismo masculino
La Federación Española de Autismo apunta que, a nivel mundial, 5 de cada 10.000 personas presentan un diagnóstico de autismo clásico. Si se tiene en cuenta todo el espectro del síndrome, afecta a 1 de cada 1.000 personas. Además, tiene mayor incidencia en los varones -cuatro de cada cinco casos- que en las mujeres.

Iñigo Estévez tiene nueve años y ha asistido a la escuela pública desde los tres, pero nunca había tenido, hasta el año pasado, la posibilidad de contar con un profesor especializado y exclusivo que le apoyara en su desarrollo y en su integración con el resto de los alumnos. Aracely Ríos, maestra encargada del aula especial, asegura que es gratificante ver como los niños progresan y la felicidad que les da poder hacer cosas por sí solos. "A Iñigo lo quieren todos y cada vez es más autónomo", remarca. El primer año se hicieron cargo del proyecto los profesores de la fundación BATA, pero la Consellería de Educación ha asumido la responsabilidad este curso.

Las asignaturas favoritas de Iñigo son las matemáticas, la música y la informática. "Es un hacha con el ordenador", dicen sus compañeros. Pero sus progresos no sólo consisten en haber adquirido conocimientos básicos, sino que lo fundamental es que ahora puede y quiere relacionarse con sus compañeros de clase. Incluso tiene sus preferidos, un gran avance para niños con habilidades sociales y comunicativas disminuidas.

"El año pasado vino a mi cumpleaños, le invité porque es cariñoso, divertido y se sabe un montón de frases de películas", cuenta su compañero Alejandro. Tanto padres como profesores coinciden en que la inclusión de niños "diferentes" no sólo les beneficia a ellos, sino también al resto, que desde pequeños entienden que no son todos iguales.

"Con esto gana toda la sociedad, pues los compañeros de mi hijo, cuando sean adultos, serán más tolerantes y, si algún día son empresarios y tienen que contratar a una persona con una deficiencia mental, a lo mejor lo hacen", afirma Ángela González, la madre de Iñigo.

Desplazamientos forzados
Su familia tuvo que mudarse de Ourense a Pontevedra para que el niño pudiera integrarse en un colegio público, ya que en su lugar de origen solo le ofrecían un centro especializado, pero el aislamiento no era lo que querían para él. Ángela reconoce que tener un hijo con problemas mentales es difícil, pero critica que sea el propio sistema el que ponga más obstáculos.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

FESTIVAL MAGICO BENEFICO A FAVOR DE PROTGD EN NAVALCARNERO



GRAN FESTIVAL MÁGICO BENÉFICO

¡¡¡ILUSIÓN PARA TODOS!!!

La Asociación PROTGD (Asociación para Promover y Proteger la Calidad de Vida de las Personas con Trastornos del Espectro Autista-Trastornos Generalizados del Desarrollo) con la colaboración del AYUNTAMIENTO DE NAVALCARNERO han organizado una GRAN FESTIVAL MÁGICO BENÉFICO donde actuarán un grupo de MAGOS DEL CÍRCULO MÁGICO INTERNACIONAL DEL BOSCO.

El espectáculo ¡¡¡ILUSIÓN PARA TODOS!!! tendrá lugar el próximo 22 de diciembre a las 19,00 en el Teatro Centro de Navalcarnero (Plaza del Teatro s/n, Navalcarnero- Madrid).

Durante aproximadamente dos horas disfrutaremos de las actuaciones de un destacado elenco de especialistas en las diferentes modalidades de magia. Alberto de Figueiredo, Fauco, Juan Suricalday, Mago Fer, Rubiales, Tamaylama y Woody Aragón actuaran de forma altruista para recaudar fondos que harán posible la puesta en marcha de proyectos de ocio y sensibilización destinados a mejorar la calidad de vida de niños y niñas con Trastornos del Espectro Autista de 3 a 16 años.

El precio de la entrada será de 3,50 euros.


Las entradas se ponen a la venta el lunes 21 por la mañana en la consejería de Cultura del Ayuntamiento de Navalcarnero, tanto por la mañana, como por la tarde, hasta que se venda el 20%, las restantes se venderan en taquilla, el mismo día de la actuación....


Si no puedes asistir y quieres colaborar puedes hacerlo a través de la FILA 0 con donativos al número de cuenta 2054 2034 80 9156093042.